viernes, 12 de abril de 2013

100% plegable

En el Laguito, esa subida no es nada fácil! ;)

Ya me estaba preocupando no tener un nuevo tema para escribir. Afortunadamente, he tenido la oportunidad de tener distintos tópicos para el blog y no aburrirlos con los mismos temas siempre. Sin embargo, en mi letargo ciclístico, debido a la lesión, la musa de la inspiración se había unido a la inactividad, aunque desconozco sus razones.

Consegui un Blog de un ciclista español, que anda en una hermana mejorada de mi bicicleta (Tern Link p9) y cuyo autor, ha hecho lo que debí haber hecho yo durante mi corta carrera de ciclista urbano. Confíar en su plegable.

Como sabrán, tuve la oportunidad de adquirir una bicicleta de ruta, que me ha permitido de forma significativa, mejorar mis condiciones físicas. Abandonando, de forma importante a mi compañera portátil. Si, he deshonrado al nombre de este blog.

He estado considerando la opción de utilizar la plegable para todos los tipos de paseo, dejar la preocupación de no poder llevar el ritmo cuando salga en grupo y demostrar que la plegable esta hecha para cosas grandes.

Luego de leer varias entradas del blog del compañero español, recordé algunas anécdotas que omití de contar en el blog, tratando de, comenté inicialmente, variar un poco los temas.

Primera:
Era ya como la 5ta vez que salía a pedalear con la plegable, por allá por el mes de Agosto, me llevaron al paseo los próceres, para hacer varias vueltas al circuito y aprovechar del espacio, para que mi esposa se reencontrará con la bicicleta. Nos la turnamos por ratos y en uno de esos, decidí darle "con todo" por el circuito de aproximadamente 4km que tiene este espacio recreacional. En la segunda vuelta, había agarrado ritmo, me mantuve entre la 7 y la 8va velocidad, aprovechando que casi todo es plano y que no debía preocuparme por otra cosa que no fuese mantener el ritmo en cuestión. Sin darme cuenta, tenía compañia, un señor de avanzada edad estaba aprovechando mi ritmo para el evitar la resistencia del viento y así se mantuvo durante varias vueltas pegado a la rueda, al principio me incomodó, pero después caí en cuenta de lo genial que era esto. El señor llevaba una bicicleta de carrera, que, en teoría, debería tener una gran ventaja sobre la enana, respecto a los desarrollos (platos, piñones, tamaño de la rueda y posición al pedalear), sin embargo, ahí ibamos, yo presumiendo de mi bicicleta, él, tomando gran ventaja. Evidentemente, el venía a un ritmo mas bajo que el mío, por todo esto que mencione previamente, pero de que la plegable corre, no es cuento. En criollo, la bici "Aguanta la pela". Ahora quedará tener las condiciones para ir a correr con la pequeña en los próceres, en plan mas deportivo.

Segunda:
Creo que fue mi primer paseo "largo". Casi unos 25 km (ya ahorita voy por los 80km), si, yo se, no es gran cosa, pero recuerden que comencé con 7km y llegaba molido a la casa. Salimos de la Paz, un grupo conformado por mi hermana y unos amigos de ella. Fue gracioso ver sus caras cuando vieron la bicicleta, creo que debería hacer una especie de "Mugshots" para los que no conocen las bicicletas plegables, sería chistoso. La meta era, llegar a los próceres, de allí decídiríamos la ruta del retorno. El grupo estaba conformado por puras bicicletas MTB, todas con cauchos todo terreno, que parecieran emular un cargamento de 40kg a cada ciclista. La mayoría del tiempo y sin hacer mucho esfuerzo me tocaba pararme a esperar el grupo (ay si, el presumido) pero realmente no lo hacía con esa intención. Tanto en plano como en las subidas la bicicletita se desplaza como toda una "nave", no se intimida ni se cohibe, en otras palabras, se las trae.

 Y así, se fue el paseo, fue uno de los recorridos fue el comienzo de mi "carrera" como ciclista urbano, habíamos hecho una ruta que nos parecía imposible al principio y definitivamente, la pequeña bici, que se dobla en tres (3) partes para meterla al metro, tiene sus dotes que no dejan nada a la imaginación.

Hay que estar claro que tiene sus desventajas, pero creo que antes de tener una pesada montañera o seguir con la de ruta esquivando huecos y alcantarillas, prefiero seguir con mi bicicleta plegable.