viernes, 9 de noviembre de 2012

"Love Lane"

Cardiología urbana
Al principio de este blog, cuando el furor de la bicicleta se basaba en planes y no había tenido la oportunidad de pedalear tanto como hubiese querido, leía muchas frases "cursis" sobre la bicicleta y el "amor" hacia ella. La verdad es que fue algo que no termine de comprender hasta que caí en esa red.

Son muchas las bondades que tiene el hecho de andar en bicicleta. Puedes tener cansancio acumulado, puedes no tener una buena vía para que el paseo sea "comodo", refiriendome al asfalto, puede, y pasa mucho, que los conductores puedan amedrentar tus ganas de pasear, pero lo que es cierto es que, nada de esto impide que sigas adelante. 

El otro día leía "Las distancias se acortan cuando andas en la bicicleta". Uno sale de su casa a "dar una vuelta" y cualquier cosa puede pasar. Puede llegar tan lejos que no tomas en cuenta la distancia, sobre la bici, o sobre la "Guerrera de metal" te puedes convertir en lo que quieras, en lo que tus ganas y tus músculos sean capaz de lograr. No importa que tan sedentario puedas llegar a ser, con un poco de tiempo y dedicación, habrás caído en las redes de la bici y no querrás dejar de pedalear. Comienzas a ver el mundo diferente.
Reflexionando a mi vida pre-bicicleta, he pensado mucho respecto al uso exagerado de mi vehículo motor, es como una obsesión y una dependencia y aunque suene como el mismo "amor" creo que está bastante alejado como para hacer un símil.
¿Se entiende el punto verdad?

Lo de la bicicleta es otro cuento, es una simbiosis, una unión perfecta entre las ganas y las necesidades, te quieres transportar, agarras la bici ¡Vámonos!

Hace un par de meses el hecho de salir de la casa en bici me parecía una locura, son casí 30km de distancia solo hasta el trabajo, ahora lo veo como algo probable y además de tener la condición física para hacerlo. 
Mejor imposible, creo que esta imagen es el tatuaje de muchos "Bike lovers"

Nos volvemos adictos a las endorfinas, nos comenzamos a fijar en los diferentes tipos de bicicletas, los detalles, las estética, las diferentes modalidades, nuevas rutas para recorrer, distancias, paisajes, imágenes, un viento con un aroma diferente. En resumen, piensas, hablas, imaginas y todo, casi todo, tiene que ver con las bicicletas. Son muchos los factores que te enganchan en el mundo del ciclismo. Bien sea de salud o de cualquier otra índole, convertirse en un "Ciclista Urbano" nos puede cambiar mucho la forma de vivir.