viernes, 15 de marzo de 2013

Ciudad en miniatura


Ser un ciclista urbano en caracas debe ser algo así como tener un "par de bolas" o en el caso femeníno "un par de ovarios", en ambos casos, bien puestos. No es secreto para nadie lo difícil que resulta andar en bicicleta en nuestro pequeño valle sobrevalorado.
No queda espacio ni para los ciclistas



La Av. Bolivar, con un poco mas de espacio


Valientes en accion





¿Que será más difícil? Circular por la Av. Baralt, la Av San Martín o la Av. Urdaneta. Cuando les cuento a mis compañeros de trabajo mi ruta. Según las fotos, la Baralt luce temerosa, pero, si ampliamos la idea, notamos como los espacios de la ciudad sufren de una "estrechez generalizada". ¿Es que estaban cobrando por el ancho de las calles? ¿O de las aceras? Yo creo que se nos quedo pequeño el pueblo, si, el pueblo, por que eso creo que es Caracas, es un pueblo grande donde muchos se han sumado a la intolerancia y la negligencia. Una imagen dice mucho, dice mucho acerca de nuestra forma de pensar, de nuestra forma de actuar. No hay que hacer muchos algoritmos para darse cuenta del espacio que ocupa la bicicleta, en contraste con una unidad pública, maltratada, maltrecha y portadora de contaminación.
¿Para cuando pasaremos la página de darle prioridad al vehículo motor?

Me traje las fotos del amigo @Beny0t32 en su perfil de Facebook. Muy buenas por cierto!