viernes, 3 de mayo de 2013

"Folding Power"

Me he estado reincorporando a mis actividades ciclisticas. Una primera salida con un poco de miedo, la verdad, dos meses fueras mas un codo en buen estado pero por afinar unos detalles no es para andar inventando mucho. Ciertamente, como he comentado en previos posts, sinceramente, profané el tema principal del blog. (si, ya basta de drama)

En mi segunda salida, rodé un poco mas, cerca de 12km por Caricuao, agarrando un par de subidas un poco mas pronunciadas y rebasando a mi compañero de ruedas que venía en una montañera. Conclusión numero 1: Es cuestión de piernas. Conclusión número 2: Esas ruedas de juguete, definitivamente ayudan a desplazar con mayor facilidad, a pesar del plato de 52 que tiene la Link D8. Uno tendería a pensar que con un plato tan grande, hacer subidas podría ser bastante difícil, bueno, fácil fácil, así propiamente dicho, no lo es, por eso de los desarrollos, pero, hay que considerar, que, no es lo mismo rodar un rin 20" que un 26". Punto para la plegable.

Es necesario aclarar que no estábamos compitiendo, ni nada por el estilo, solo quería mostrarle un poco de los poderes de la plegable a mi compañero.

Luego de esa subida, empece a tomar un poco mas de confianza, en la bajada, no muy pronunciada, la plegable se impuso de nuevo, sin pedalear, ni mi compañero ni yo, la enana le saco unos cuantos metros de ventaja a la montañera. Aquí debo alegar que es un tema de cauchos. Estos Schwalbe Citizen van muy bien, se desplazan bastante suave y tienen buen agarre.

Estoy viendo posible eso de llegar a sitios con bastante elevación con la pequeña, el Junquito, los Campitos, Cumbres de Curumo y lo que venga! Por ejemplo, para ir al trabajo, por Valle Arriba, hay unos metros de subidas bien simpáticos, los paso sin problemas, pero aún me falta llegar a la condición que tenía antes de la lesión, particularmente, hay una subida que se las trae, es una de esas pocas ocasiones en las que me toca poner la segunda velocidad de lo pronunciada que es. Casualmente, unos metros antes, venía un señor, de avanzada edad con una bicicleta muy particular, una híbrida con par de retrovisores que parecían de moto, pero venía caminando, llevando a su bicicleta, me pareció que la bici tenía algo, me le aproximé para preguntarle si le pasaba algo y me hizo ademán referente a la subida, ok, entendí, la subida lo mato.

Así que, me queda el reto de alcanzar subidas importantes en la bicicleta plegable, para ver como me va. Por lo pronto y ahora con solo la plegable, ya llevaré a todas partes que pueda, para seguir destacando sus bondades.