viernes, 24 de mayo de 2013

¡Mision cumplida!

Mision cumplida!!!
Mi esposa, la Tern Link D8.
Yo, la Tern Link p9.
Siete de la mañana, domingo, me había despertado cerca de las 5am, durmiendo algo mal, recuperé el sueño nuevamente cerca de las 6 y durante una hora tuve una serie de extraños e incoherentes sueños.
La flojera apremia y apreta, si hay que salir a pedalear, hay que aprovechar el día, ese es mi lema. El cansancio pegaba del día anterior, me dedique a hacerle mantenimiento a la D8 y estaba cansado, además de las labores del hogar, pero, había que salir a pedalear. 
Finalmente uno de los dos se levanta, mientras yo, la veo tambalearse rumbo al baño, sigo pensando en que debería dormir un rato más pero termino levantandome a tumbos de la cama. Agarro la toalla y busco en la ducha la forma mas eficiente de despertarme.

Hechas todas las necesidades de higiene personal, estamos listos, ya vamos tarde, un compañero nos espera en los símbolos, en la región centro sur de la ciudad. Solo nos separa una montaña, pero, por las condiciones del transporte, nos lleva a bordearla en el Metro de Caracas. Cada uno con su bicicleta cargada, nos montamos en el metro, le dejo la nueva bici a mi esposa ya que es la que menos pesa, le indico mis tips para llevarla mejor sin que le moleste tanto y así emprendemos camino. Tomamos el primer tren, la primera foto del día, la estación de metro, ella, el casco puesto y las dos bicicletas plegables, un día cualquiera en el metro de caracas.

Tomamos el segundo tren, el que nos lleva al centro de la ciudad, el vagon atestado de borrachos (no miento) y las preguntas de los curiosos nos llevan cada vez mas cerca de nuestro destino. Un último transbordo, el más largo para llegar al tren que definitivamente nos llevará al destino final. Con media hora de retraso arribamos al punto de encuentro, ya mi amigo está aburrido de esperar pero no le queda de otra que pedalear. Armo las bicis bastante rápido, siempre las miradas curiosas alrededor. El corazón de mi compañera ahora de ruedas se acelera, afrontando el demonio de su caída, pero que, al poco rato logra reprimir.

Ella es quien lleva la nueva bicicleta y yo espero que me la preste un rato. Pasamos un par de sustos, un niño quien no entiende que no se puede circular tan cerca de otro ciclista y otro "deportista olímpico" que está algo pasado de endorfinas que no hace mayor escándalo a su paso. 

El sol, el cuarto compañero no se quiere retirar. Hace estragos durante casi tres (3) horas de nuestro paseo dominical. El espacio es prácticamente nuestro, el famoso paseo los símbolos, desde la plaza hasta la Procuraduría General de la República está prácticamente vacío, solo unos pocos ciclistas. Damos al menos tres (3) vueltas al circuito, decidimos descansar un poco y nos enfilamos hacia el paseo los próceres. Un par de vueltas y a descansar. 

Mientras, decido darle una vuelta de reconocimiento a la p9, quiero probar que tal va esa novena velocidad, esa relación plato/piñon de 53/11. Entiendo que los cauchos que trajo la "negra" son de alta presión, por lo que ayuda considerablemente al desempeño. Comienzo mi "vuelta rápida" y velozmente me doy cuenta que estoy fuera de forma, sin embargo, recupero el aliento e imprimo velocidad, coloco la novena marcha y a volar! Dinero bien invertido, valió la pena la espera. Se vienen cosas buenas.

Misión cumplida, compramos una bicicleta de calidad, una plegable, ya la "familia" esta completa, solo quedan poner en forma o mejor dicho en fiebre a mi esposa, que luego de transcurrida la primera hora de paseo se le vió mas tranquila y serena, hasta creo que lo disfrutó ;)

Un dia cualquiera en el Metro de Caracas

Mi esposa y el pana José Félix


¿Cual calor?

Tomar fotos rodando, no es cualquier cosa


A lo lejos escuché "¿Y yo y yo?"

Creanlo o no, aquí iba rodando. ¿No es una belleza de foto?

Autofoto nivel: Ciclista urbano

Mientras ustedes decansan, yo voy a dar una vuelta "rápida"

Guacamayas

El laguito

La D8 posando