viernes, 12 de julio de 2013

Paseo Nocturno, la aventura sobre ruedas.

El grupo, los "locos" de las bicicletas. Cintas reflectantes, polvo en la cámara y una de las mejores vistas de Caracas.

Hora pautada 6:00 Pm. Punto de encuentro, plaza O´leary (Rayos falto la foto).
Ciclistas pautados, entre 8 y 10.
Punto de destino: Valle Arriba, el Mirador.
Bicicleta: Tern Link D8.
Puntos a considerar: Utilizar Luces, cintas reflectanes y los casi 40 km que había hecho el día anterior.
Distancia estimada: Me dio flojera calcular la ruta en Google Maps.
El tráfico estaba horrendo, más de lo normal debería decir, los conductores, impacientes, muy impacientes. Por muy repetitivo que suene, insisten en tocar la corneta desesperadamente para quedarse varados en un semáforo a escasos metros. Siempre los saludo cuando los vuelvo a encontrar parados en su semáforo. 

Llegamos cerca de las 7pm al punto de encuentro y de salida, donde otros ciclistas nos esperaban para el entrenamiento del día de hoy y como fue algo improvisado, me tocó proponer la ruta. Me lleve a un pana que estaba estrenando la bicicleta y la verdad me preocupaba un poco la dificultad de la subida, me preocupaba él, el grupo y yo. Nadie se sabía la ruta, teníamos una idea de donde era y la referencia era la embajada de los "yunaited". Como yo era el "guia", a mi me tocó liderar el grupo. Solo me importaba subir completo y estar pendiente de todos los miembros del pequeño peloton. Vaya desorden que hicimo en la subida, esta carretera es doble vía y como siempre los carros se desesperan por subir y SI, estabamos ocupando todo el canal! Por un momento, perdí de vista a las chicas del grupo, por lo que me tocó devolverme de la subida super inclinada para  no dejarlas solas. Regresé, las conseguí y continúamos el recorrido. 

La subida fue dura, mas de lo que esperaba, la última curva, después de la embajada pensé que haría desistir a más de uno, pero no, los ciclistas urbanos también subimos, sin bicis de carbono, sin licras, ni cascos de $200 y en mi caso, con bicicleta plegable!

Se vino la bajada, creo que con un poco mas de visibilidad la hubiese hecho un poco mas rápido, la verdad es que me dan un poco de miedo las bajadas pronunciadas y los policías acostados que parecen rampa de BMX, pero poco a poco me he sentido mas seguro y vaya que la plegable es rígida, se te olvida que hay un par de cierres que algunos podrían considerar un factor de riesgo. 

Regresamos por los famosos campos de golf y la verdad que fue la parte mas divertida del paseo, no se veía NADA, nada de nada. Al principio me preocupe, por que sabía que había algunos baches en el camino y la verdad es que, repito, no se veía nada! Fue como manejar con los ojos cerrados. Aquí fue donde comenzó el bochinche, gritos, campanas, cornetas sonaban y un poco mas de gritos. Era nuestro momento, un grupo de "locos" le estabamos arruinando la noche a un par de conductores que en vez de ayudarnos con la luz se metían entre nosotros. Nada que lamentar y mucho que celebrar. Creo que ese momento lo guardaré como uno de mis favoritos en lo que ha sido esta "locura" de andar en bicicleta en Caracas.

Eran cerca de las 9pm y además de experimentar lo mejor de la ciudad, la noche, el clima perfecto y el poco tráfico, estaba un poco preocupado por volver a casa. Era tarde para mí, pero casualmente (si hice trampa) un amigo me comento que andaba cerca, así que no pude evitar aprovechar la cola. ¿O acaso no fue para eso que compré una bicicleta plegable? Así que mi otro amigo nos escoltó hasta la Candelaria, para dejar a mi amigo (el de la bici nueva y camisa verde en la foto), a plegarla y pá la casa. A todas estas el efecto es casi el mismo, montarla en el metro o en un carro, es "casi lo mismo". Confieso que me siento "sucio" al no llegar en mi bici a la casa, esto de usar el metro me molesta un poco, pero bueno, hay que estar conscientes de que recorrer 50 km mas unas buenas subidas no es cosa fácil y ni hablar de agarrar la autopista de noche. 

Que buena experiencia, le decía a mi amigo (el de la bici nueva) que me provocaba recorrer Caracas completa en la bici, sin temor, sin paranoias y sin complejos, la bicicleta, las ganas, el asfalto. A tu velocidad predilecta, sin ensuciarla de monóxido de carbono, sin golpear el asfalto hasta romperlo y sin atentar contra la vida de nadie. 

¿Bulevar o Casanova? Ganó el Bulevar

Nunca está demás una nueva foto a la bella

"marica llegamos"

Una estupenda vista de Caracas, desde aquí no te ves tan peligrosa 

"Necesitas una bici grande para subir" Pfffffff

Llego el equipo de rescate!

¿Por donde nos vamos?


Plena Av. Libertador, 9:30pm

'
¿Una carrerita José

No te veo no te veo!

Esta bien, te espero...