sábado, 20 de julio de 2013

Uniforme de Ciclista


Han pasado ya algunas noches, desde que descubri el verdadero motivo por el cual manejo una bicicleta plegable. Creo que es bastante contudente, la imagen de una bicicleta poco convencional en la retina del venezolano. En dos casos particulares:
Cuando en ropa de trabajo se sale a buscar la manera mas rápida y eficiente de lo que llaman en otro países "Commute to work", es decir, trasladarse al trabajo.
Cuando estás en la cola y ves a un ciclista y sabes, que muy probablemente llegará primero que tu a su destino.
Mas allá de eso, que, considero es lo que mas me gusta de andar en la bicicleta en modo urbano, es tener la capacidad de hacer varios kilómetros sin ensuciar el cuello de la camisa.

Para los que no saben, me desempeño como Consultor en el área de IT, para tal motivo, debo utilizar, lo que denomino, mi "Uniforme de Ingeniero" (ver foto principal del post). No es algo de lo que suela hablar mucho, pero de algún lado deben salir los fondos para adquirir las bicicletas y el resto de los caprichos asociados a este estilo de vida.

Algunos aseguran que y según algunas fuentes, los recorridos en bicicleta destinados a trasladarse a tu sitio de trabajo, no deberían exceder los 8 o 10km. Dependiendo de quien lo comente, claro está, desde mi óptica, que no se menciona las características del recorrido. En Caracas, recorrer esa distancia, dependiendo de donde vivas puede ser una experiencia difícil y de una demanda física importante.

Es por eso que, para ser un "Ciclista Urbano" en la capital, debes tener una condición física.

Hace unos meses pensé, que para obtener tal condición debía tener una bicicleta de ruta, pequeño error en el cálculo. Tal vez, una bicicleta plegable (hay algunas que si pueden hacer esto), no tenga la capacidad de llegar a 40km/h con solo el impulso de tus piernas (en condiciones de superficie plana) pero, lo que no queda duda es que tendrás la capacidad de llegar a cualquier sitio, mientras que haya asfalto en el medio y te hayas preparado para eso. 

En este punto, estoy en la capacidad de recorrer, cerca de 22km de ida y vuelta a mi trabajo, sin ropa de cambio y a un tiempo considerablemente rápido. A pesar del tráfico, del pésimo estado de las vías y de la necesidad de las alcaldías de mantener todo el asfalto roto, llego sano y salvo a mi trabajo y sin peso extra. ¿Sudor? Si un poco, pero nada que me llegue a molestar, podría considerar que, prefiero el poquito de sudor a llegar "impecable" y perder la vida en un vagón del metro. Un ejemplo, en la foto, hice un recorrido de ida, en 40 minutos, de aproximadamente 12km, sin gran esfuerzo y sin la necesidad de ir tan rápido.

Creo que el verdadero impacto visual, a gran magnitud en la sociedad se logra cuando tenemos la capacidad de vestir ropa de trabajo, casual, faldas y tacones en el caso de las féminas y montar una bicicleta. 

Las claves:
-Conocer tus capacidades.
-Conocer el recorrido.
-Dosificar tu energía.
-Disfrutar
-Dejar a un lado la necesidad de ir rápido.

Creo que el punto importante es, quitar esa imagen de que el ciclista en la ciudad es el deportivo, e l que viste licras, malliots y usa la bicicleta para su entrenamiento personal. No tengo intención de excluir, ni mucho menos "condenar" a nadie pero me veo en la necesidad de etiquetar y comparar para dar mi punto a enteder.

Así bien, una opción viable es, deja el bolso, olvida lo que comenté en el post anterior y hagamos el verdadero cambio.