jueves, 25 de julio de 2013

Y así comenzó todo!

Entrevista con @CaracasAPedal

No creo que sea justificable dejar pasar una oportunidad como esta. El día de hoy, 26 de de Julio pero de 2012, si, el mismo año del "fin del mundo" comencé mi carrera como escritor//quejón certificado/Ciclista Urbano. Podría ser un poco injusto, para mis "fieles lectores" haber esperado un año para conocer la cronología exacta de como sucedieron las cosas. Primero salio este post, sin una certeza de lo que iba a ser este proyecto. Ya la bicicleta la tenía, así que el blog, durante mucho tiempo, estuvo desfasado. Es decir, iba publicando lo que había pasado y que en su momento escribía, cuando la musa estaba acosando frecuentemente. Y así basicamente, se fué alimentando el blog.
#AlTrabajoEnBici

Le fui agarrando el gusto a la bicicleta, aunque mis primeros pasos fueron bastante duros. No pasaba de unos escasos 5 o 6 km y realmente mi condición física daba mucho que desear, si es que se le puede llamar a mi sedentarismo, algo tan atrevido como: Condición física. Estuve a punto de llevarme la bicicleta al trabajo al segundo día de haberla comprado y el no haberlo hecho, creo que fue la mejor decisión que pude haber tomado. Me queda claro y recalco que, para andar en bicicleta en caracas requieres mas que las ganas y una bicicleta en buen estado.

Pasaron cerca de de tres (3) semanas, para que finalmente le agarrara el gusto a la bicicleta y ella a mi, para aventurarme en mi primera rodada oficial por la ciudad. Pasé horas pensando la ruta, tratando de imaginarme como sería ese paseo, pensando si el personal del metro dejaría ingresar una bicicleta al sistema. Un poco temeroso de lo que podía pasar, había leído mucho y pedaleado poco. Quizás algunos leyeron esa anécdota en ese momento, para los que no, se las dejo por acá, hace ya unos meses atrás. Básicamente fué, montarme en el metro, ver la cara de asombro del operador que casi me aplaudió por que le pareció genial mi idea y pasar la Av. Bolívar y luego el tunel del terror hasta llegar a Chacaito, pero repito, si quieren el cuento completo, lean esta entrada. 

Un montón de ideas comenzaron a fluir a la misma cadencia con la que pedaleaba, audiovisuales, secciones para el blog, proyectos en la bici, que, si bien no los he podido lograr todos, he tenido la oportunidad de ejecutar la mayoría de ellas en este proyecto personal llamado "Caracas Plegable", el cual, me ha brindado la oportunidad de conocer a otros ciclistas, aprender mecánica de bicicletas, reconocer una bicicleta de buena calidad, cambiar mi estilo de vida y sobre todo, la forma de ver algunas cosas que, de ninguna otra manera, hubiese sido capaz de descubrir. 
Fiesta de la plegable

Con mi esposa en bici

Ajustando la p9

No me quedan dudas de que si algunos Venezolanos como yo, descubrimos bien sea por nuestra cuenta o por necesidad, que mas allá de los problemas que enfrentamos como sociedad, comenzamos a hacer las cosas diferente, podemos obsequiarnos, así como hice yo, un mejor estilo de vida. Y me refiero a hacer algo mas que utilizar la bicicleta como medio de recreación, es el simple hecho de establecer el vínculo con un medio de transporte sustentable, ecológico y que además, te lleva a tus momentos de niñez y te regala la libertad que solo puedes experimentar sobre la bici.

Poco a poco he ido evolucionando, pase de paseos cortos de 6km dejando lo poco que tenía sobre los pedales, a agarrar la autopista, llegar a la Lagunita desde Caricuao, subir la carretera nueva del junquito en modo "paseo" y superar un desnivel de quien sabe cuantos metros pero que cuestan muchisimo hacerlos, hacer casi 80 km sobre la bici, fracturarme el codo, pasar por una operación, regresar mas fuerte, consciente y decidido que antes, comprar una segunda bicicleta plegable para salidas mas deportivas, entrevistas en medios de comunicación, hacer una "vuelta rápida" en los proceres con mis ruedas de 20" y un montón de cosas he podido expresar aquí en este proyecto que me ha hecho un escritor aficionado, quejon por naturaleza, ahora certificado y por que no, como dicen algunos de mis amigos mejor persona. 

Quiero agradecer, a todos aquellos que leen, que comentan, que preguntan y sobre todo que agarran su bicicleta para ir a la panadería, a la universidad, al trabajo o cualquiera de las razones posibles con tal de dejar el carro estacionado un rato, para sacar a relucir esas "costumbres europeas".
Regresando de la lesión/fractura luego de varios meses

Segunda foto de la plegable, en el Metrobus camino a la oficina

Primeros paseos, refugiado de la lluvia

Otro de los primeros paseos